Una frase casi desaparecida:Como corre el celaje”.

adra-45Cuando los meses de invierno empezaba a hacer soplar los vientos de Poniente y Levante , muchas gentes miraban el cielo y veían como las nubes corrían por él empujadas por los fuertes aires, la expresión utilizada para definir este fenómeno era :”Como corre el celaje”.

La palabra celaje está recogida en el diccionario y se refiere a grupos de nubes.En nuestro pueblo era particularmente empleada para referirse al fenómeno provocado por los meteoros, lo que le daba a la frase un sabor diferente. Con el cambio de los tiempos  ha caído en desuso, pero para mi tiene belleza y por ello la traigo a estas líneas.

Otra frase .utilizada por los pescadores en los meses de invierno, también referida al viento, y que llevaba un eco de recordatorio de los malos que eran los tiempos en que esto ocurría, ya que arrastraban mucha hambre al  pueblo porque los barcos se veían obligados a permanecer atracados al puerto era : “Cuando suenan los pitos de los contramaestres”.

Se refería  a los chirridos de los cables de la luz agitados por fuerte viento, se utilizaba como un augurio de lo que vendría tras estos chirridos.

Las dos frases las oí el otro día en la cola de un banco, un pescador ya jubilado me las trajo a la memoria. A veces las colas interminables que provocan la usurería de los bancos al meter empleados son positivas por que nos hacen relacionarnos a viejos conocidos.

La primera cabalgata de Reyes en Adra: 5 de Enero de 1961.

Los años sesenta fueron los que marcaron el cambio en la economía de España. El país empezó a despegar. Los españoles marchaban a trabajar a Alemania , a la vendimia francesa y a otros lugares de Europa, Almería se despoblaba quedándose sin jóvenes, en muchos de sus pequeños pueblos solo vivían los mayores y los niños , los demás esparcidos por Europa. Aquella emigración trajo dinero que se inviertió001 en el solar patrio y dió inicio a nuevos tiempos.

En Adra, como un cartel anunciador de lo que se adivinaba que empezaba a cambiar se organizó por primera vez la cabalgata de los Reyes Magos: Corría el 5 de Enero de 1961, recuerdo que ese día había ido a la vega a recoger tomates, de los que se ponían golpe a golpe y se regaban mata a mata con el cucharro, todavía no se habían implantado los invernaderos.

Cuando iba a dejar el mulo en el corral, que estaba situado al lado de los jardincillos, observé un inusitado movimiento en el “Quiosco de los señoricos”, mucha gente joven guardaba cola. Pregunté a algún amigo que estaba en ella y me dijo que estaban dando trajes para disfrazarse de pastores y soldados para la cabalgata de los Reyes Magos. También observé algunos labradores con mulos y caballos para alquilar a los muchachos que se iban a vestir de romanos, recuerdo el precio , era desorbitado: 150 pesetas por bestia. Los alquilaron algunos muchachos,lógicamente de las clases mas pudientes de Adra, y subieron sobre ellos con sus corazas de cartón ,unos cascos empenachados y una lanza de madera. Dentro del quiosco, el entonces popular maestro D. Juan Oliva Rivas ayudado por otros compañeros repartía la ropa de pastores, aquél vestuario había sido alquilado por el Ayuntamiento en Almería. De allí salieron ,por primera vez los Reyes Magos en Adra, recuerdo que fueron Carrera arriba a la Puerta del Mar, subieron a la Plaza Vieja y pasaron por la Ermita de San Sebastián. Gran número de gente se agolparon en el recorrido y muchos disfrazados de pastores se mezclaban con el público ; la cabalgata fue sencilla , ¡Tiraban caramelos! y la chiquillería se arremolinaba alrededor de los tres Magos montados en caballos . No recuerdo quién eran ellos,creo que uno era D.Juan Oliva, el organizador del evento. Algunos de los soldados a caballo lo pasaban mal para dominar la montura que ,a pesar de ser animales pacíficos dedicados a las faenas de la vega, estaban asustados del bullicio de gente que les rodeaba. Como curiosidad los caballos no llevaban silla de montar ,solo un ropón  con lo cual provocó escoceduras en los jinetes  que les hizo andar de manera extraña en días posteriores. Yo me vestí de pastor y aproveché la ocasión para alquilar el mulo a uno de los soldados , era un mulillo tordo que en el año 1973 murió arrastrado por la conocida riada en un cortijillo de la Habana… también recuerdo que dos de los muchachos, que se vistieron de soldados, fueron andando el tiempo uno, militar de aviación ,creo que se jubiló con el grado de Teniente Coronel ,otro Aparejador que tuvo una próspera empresa en la ciudad de Almería. Los dos rondan ahora los 74 años.

El ciego de los romances.

6En los ruines y miserables años de la posguerra ,cuando los aparatos de radio solo los tenían unos cuantos privilegiados .la televisión no existía en ningún lugar de España, las gentes se informaban de los sucesos luctuosos a través de un mecanismo simple y directo, el mismo que existía en la Edad Media : LOS ROMANCES.

Andaban por las encrucijadas de nuestros pueblos unos hombres mayores, a mí , por mi juventud, me parecían viejos, que se paraban en ellas e iniciaban un monótono canto con el que narraban algún suceso ocurrido en algún lugar de España en forma del clásico romance. Las vecinas del lugar dejaban sus faenas y se agrupaban a su alrededor para oírlo con suma atención.Al terminar el señor el canto, sacaba unas hojas de colores donde iba escrito el romance que vendía a sus oyentes . La venta del romance la hacía generalmente una chiquilla que le acompañaba.Los romances se vendían por una perrilla (5 céntimos de peseta) o bien una perragorda (10 céntimos de peseta).

En mi memoria guardo el nombre del romance “El crimen de Gádor” que se popularizó en aquellos tristes años.

Nuestro pueblo tuvo uno también de reconocida fama en la localidad :”El crimen de la Parra”. Hablaba del asesinato de un mozo realizado por una novia despechada que le propinó un navajazo en el cuello cuando el interfecto paseaba con su nueva novia por la carretera de la Parra. El romance no se ha perdido aún ,pues en un grupo de trabajo compuestos por varios maestros de escuela de Adra en el año 1985, fue recuperado e incluido en los documentos que se rescataron. El trabajo lo realizaron dos maestras que afortunadamente todavía viven (jubiladas) y con las que voy a ponerme en contacto para ver si lo conservan, prometo editarlo en cuanto me haga del mismo.

En la ilustración se representa una escena del juglar que está basada en la obra de teatro de Federico García Lorca “La zapatera prodigiosa”, como se observa en él ,el cantor se ayuda de un cartelón con dibujos, en Adra no lo ví así ,solo el cantante apoyado en una esquina y a su lado la chiquilla con los papeles de colores.