Historia de una oficina de Unicaja:Puente del Rio (I parte)

Corría el año 1961. El verano anterior había terminado el bachillerato, yo era uno de los 42 priviligiados que en la provincia(Almería) habíamos cursado estudios de Bachiller Superior en la Enseñanza Pública…cogí esa pájara ,propia de estudiantes , de dejar los estudios, y empecé a buscar trabajo. Comencé a dar clases particulares a estudiantes de la Escuela de Formación y Bachillerato. Tuve la suerte que me contrató Juan García “de la familia dosrales” para que le ayudara a llevar las cuentas de su “corría”, estaba ésta situada en los inicios de la cuesta que sube a Puente del Rio. Ante la extrañeza de mi padre por mi repentino “querer ganar dinero”, le dije que no pensaba estudiar mas. Mi padre, un labrador de vocación ,se había opuesto en un principio a que yo estudiara, pero al ver que había aguantado seis años en el tajo y que mis resultados no eran tan malos, como él había pensado, me dijo con bastante laconismo impregnado en tristeza:

-Sabía yo que no acabarías carrera, ningún hijo de labraor es capaz de hacerlo, todos los que empiezan ninguno termina. Si quieres seguir te mando a estudiar donde quieras.

Ello me dejó atónito, pues él me crío como si no tuviera recursos para darme estudios, ello me indignó y le contesté malhumorado:

-¿No decías que no tenías dinero para que estudiara?, ahora resulta que si puedes. Pues mira ahora voy a hacer Magisterio para regalarte el Título.

Magisterio tenía fama que solo lo hacían los que no eran capaz de hacer otra carrera, o sea los fracasados.

Así comencé lo que después se convertiría en una verdadera vocación…y ,estudiando por libre en Adra, me pasé un curso de cuchipandas… pero he aquí ,que un poco antes de llegar la hora de los exámenes el Director del Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Almería, a la sazón mi tio Antonio Vela López, necesitó una persona de confianza para abrir una oficina de esta Entidad en Puente del Rio y yo, que frecuentaba su casa de chiquitillo, le parecí la persona idónea. Cuando le comuniqué a mis padres la propuesta los dos se opusieron ,pero como uno no es de mas carnes ,me importó tres pitos y acepté el puesto. Entré con la categoría de Ordenanza en Junio de 1961. Estuvo llevando la oficina, unos días, mientras a mí me enseñaban los rudimentos para su funcionamiento, Julio Rodriguez Toledano, y ,de momento ,pues lo que había que aprender no era tan complicado, me incorporé yo.

La oficina se abrió en las Casas Nuevas ,aquellas que hizo el Señor Muñoz Pruneda, en la que había al lado de la de Gabriel Prados, La casa miraba al cerro, el que hay a continuación de las Tasquibas, y allí pasaba mis solitarias mañanas, leyendo el libro de Religión de primero de Magisterio ,ya que D. Juan Requena, el joven Profesor de la Normal se entretuvo en suspendermela, tiempo después me unió una buena amistad con Juan , hoy ya no está entre nosotros. Mi tio ,el Director, se encargó en enseñarme a trabajar, cuando volvía de la oficina del Puente ,que en ese tiempo era “Oficina de Puente del rio-Fuente Santilla-Adra”, un nombre muy largo para una actividad tan pequeña, me ponía a hacer las largas listas de los Seguros Sociales de Adra, que se cuadraban a mano y ,a veces ,con una maquinilla de palanca para repasar las sumas. Ya ,en ese verano ,empecé a conocer las gentes del Puente, Rivas ,que tenía el bar “El retal” al inicio de las Casas Nuevas, a la Maestra de niñas, a D.Nicolás Martín, Maestro de niños, natural de la Alquería como Juan ,el dueño de la tienda que había al lado de Miguel Cespedes, hoy ahí viven sus nietos, a sus dos hijos Antonio y Adolfo Fernández Contreras, éste último el único carpintero que había en el Puente, al Alcalde pedáneo el Sr. Linares, su mujer regentaba el estanco, hoy lo llevan sus descendientes, a la familia Linares, a Pepe Carpintero ,el cartero, a los Cerezuela, los hermanos Linares Pinteño, a Miguel Jiménez ,el molinero, hombre de palabra e intachable honradez, a Rafael Díaz, Antonio Fernández “el corchero”…y a los hermanos “Carrizos”: Antonio,Manuel y José de apellido García, a los Fernández Muñoz conocidos como “Pipantes”, al pescadero (Escudero) y a tantos otros que sería prolijo enumerar y que han desaparecido en su mayoría(“el Lince” medianero de los Utreras de Adra,con su viejo sombrero negro de los Domingos, a Joaquín el de Andrea, a Medina del barrio Mochilas).

Llegado el mes de Octubre pasó la Oficina a la Carretera, a un pequeño local propiedad de la inolvidable Rosa “la Carriza”, casada con el buen Gregorio, y se pintó la fachada de verde en donde se colgó un tosco letrero con el nombre de la Entidad.El local estaba detrás de la parada del Alsina que hay frente a la Farmacia. Allí me pasé dos años y ocho meses , en los que una mañana de abril, me despedí. No me fuí disgustado con nadie,pues aún conservo mi admiración hacia mi tio Antonio Vela , que me enseñó a trabajar, sin tener en cuenta el reloj, ni las compesaciones monetarias, me sentí tan unido a él ,que a pesar de dejar aquél trabajo nunca dejé de “ayudarle” en sus otros menesteres, que eran muchos. Recuerdo cuando me mandaba a los Cuatro Corrales a cobrarle a Tesifón Hidalgo el seguro, mi Velosolex saltaba entre las piedras como las liebres que entonces solía haber por allí.

Volviendo a la Oficina, ésta no tenía teléfono, usaba el único que había en el Puente el de la Corría de Francisco Lidueña( Frasco Lueña), allí ejercía de contable Rosel, al lado de la actual Farmacia (entonces no existía ,ni se le esperaba) se abrió un bar ,creo que de un Pipante. En los Pinicos vivían los Peña y los Ortega, el otro día saludé a uno de los mellizos… y Miguel Ruíz debajo de la Farmacia, éste de los “Molineros” de Adra, Ortega el viejo,por lo menos a mi me lo parecía, primo de mi abuelo Socorro…y el padre de los Fernández, me refiero a la saga de Frasco el labraor, Manuel , uno de los descendientes llevó el bar del  I.E.S. Gaviota, sus bocadillos están en la memoria de los estudiantes que pasaron por allí. Como olvidarme de Juan “el de las telas”, su hijo noviaba con la hija menor de Miguel Cespedes, y los hermanos Cabeo, larga familia del Puente.

Corriendo Marzo de 1964 me enviaron un ayudante , Sebastián Blanes Gallego, yo había terminado Magisterio en Enero de ese año, recuerdo que Dª Concha Zurita me había suspendido Psicología, en Junio y Septiembre del 63 y la aprobé con la revalida en Enero del 1964, pero tampoco fue una tragedia pues no pensaba ejercer de Maestro, si había conseguido demostrarle a mi padre que los hijos de labraores también acaban carrera ,aunque fuera Maestro(que después he ejercido durante cuarenta años). La oficina del Puente me servía para dar clase de adultos por la noche, y preparar a dos estudiantes, de los tres que había, de Primero de Bachiller, los dos se hicieron Maestros y han ejercido con brillantez la profesión.También la utilicé como oficina de Radio Adra, la gente me llevaba los formularios con los “discos dedicados”, cosa que me reportaba una comisión, hacía socios de la emisora… mi tio Antonio se enfadaba ,a veces, pocas porque tenía mucha paciencia, por estas actividades. La Oficina era un lugar de referencia para mayores y jóvenes, era una oficina de pueblo regentada por mí, con una gran vocación de pueblerino.

A pesar de mi juventud daba los Préstamos, nunca negué ninguno,entonces las 004cantidades que se solicitaban eran desde 1.000 pesetas a 15.000, los mas frecuentes eran de 10.000 ptas. Nunca hubo ningún moroso, a veces ,cuando alguno tenía dificultades para pagar ,lo llamaba y le hacía un nuevo préstamo a la mujer avalado por él, hoy con los ordenadores no sería posible esta argucia.(Continuará)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s