Costumbres perdidas: El descanso de los muertos en el Postiguillo de Adra.

1Hace mucho tiempo , el que ha pasado para que mi pelo se convierta de negro en blanco, cuando se hacía un funeral ,no se limitaba a llevar el cadáver a la Iglesia y decir la Misa , al terminar el sacerdote ,con los consiguientes acolitillos, acompañaba al féretro hasta los aledaños del pueblo, por aquél entonces las casas próximas al cementerio se situaban en la calle Postiguillo con el cruce de la calle Real. Al llegar allí, se sacaba una mesa y sobre ella se ponía el féretro que recibía el último sermón. Por ello este lugar se conocía con el nombre del DESCANSO DE LOS MUERTOS. Acabado el mismo , el entierro seguía su camino al cementerio, ya solo acompañado por los familiares y amigos.El sacerdote volvía con sus acólitos al pueblo.

Los acólitos cambiaban el rojo de su indumentaria por el de color negro y la Cruz que portaban acompañada por los dos velones llevaba un cilindro de color negro de tela.

Esta costumbre existía en todos los lugares y su desaparición fue al cambiar la Iglesia el que el sacerdote acompañara al entierro después del funeral. Por cierto también iba a la puerta de la casa para llevarlo a la Iglesia, cosa que hoy tampoco se hace.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s