Frase: París bien vale una Misa.

rt

Aunque las esperanzas de nuestro Rey prudente (FelipeII) se habían esfumado con respecto a que su hija Isabel Clara Eugenia ocupara el trono de Francia,en su afán por no dejar que se extendiera el protentastismo ordenó a Alejandro  Farnesio desplazarse a Francia con los Tercios para auxiliar París, que estaba siendo sometida a sitio por Enrique III de Navarra,(después sería IV de Francia). Los Tercios se vieron refozados por las tropas de la Liga Católica francesa , la cuál ,para el general de España no eran muy de fiar.Andaba Alejandro Farnesio ya muy disminuido físicamente, pero muy clarividente de pensamiento estratégico, por lo que cuando llegó a las cercanías de París ,recibió la invitación del navarro-francés de celebrar combate en campo abierto, a lo cuál respondió que celebraría el combate cuando a él le interesara no a su enemigo. Fortificó algunos puntos de sus posiciones y movió sus tropas con tanto disimulo que ocultó al francés sus intenciones de socorrer París y avituallarlo ,pareciendo mas bien que intentaba establecer combate con el ejército sitiador. Engañados los protestantes se lanzaron al asalto sobre las defensas construidas ,pero éstas, defendidas por los valerosos Tercios los rechazaron con facilidad.Entretanto los españoles habían construido un puente de barcas con el que pudieron entrar en París y fortalecer su pocisción. El resultado es que el “Bearnés”, como era llamado Enrique se retiró y momentáneamente licenció parte de su ejército. Los Tercios españoles volvieron a Flandes donde la guerra seguía en pie.

Este lance parece ser que fue bastante definitivo para Enrique de Borbón , que habiendo vuelto a las andadas ,se enteró de la vuelta de los Tercios españoles a Francia y ,antes de que se unieran a la Liga Católica, hizo paces con ella(¡Con razón Alejandro Farnesio  no se fiaba de estos franchutes!), con lo que puso fin a la GUERRA y él fue coronado Rey de Francia ,la condición principal fue su conversión al Catolicismo que realizó , primero a escondidas de sus seguidores hugonotes, después oficialmente. Al parecer cuando fue preguntado el por qué de su conversión exclamó:”París bien vale una Misa”.

Hay historiadores que niegan la pronunciación de la frase. Si es cierto que una vez convertido al catolicismo los Tercios volvieron a sus cuarteles de Flandes donde al poco tiempo murió su invicto general, también es cierto que estos Tercios pasearon Francia a tambor batiente y banderas desplegadas infundiendo pavor a las tropas enemigas. No se dió ,en esta ocasión ninguna gran batalla, el miedo del enemigo guardaba la viña.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s