Adra: El reloj de la Iglesia y la fábrica de conservas.

conservas 2Al leer el título de este articulillo es posible que induzca a confusión ya que la relación del reloj de la Iglesia con la fábrica de conservas Santa Isabel no parece que sea una cosa muy lógica. Pues bien, resulta que durante la Guerra Civil ,la iglesia de Adra fue profanada y sus imágenes en gran número destruidas, también la utilizaron para usos impropios del templo, tales como almacen ,cárcel, y ello dió lugar a que los objetos que en ella habían fueran dañados ,cosa que le ocurrió al reloj que todos hemos conocido al pie de la escalinata del altar mayor, hoy se encuentra en el despacho del cura párroco. Éste era un reloj grande con pie con una gran esfera blanca rodeada de unos adornos amarillos , estaba embutido en una caja de madera y de la esfera cuelga un péndulo de los llamados de lira. Este reloj, que se ha mantenido en el lugar antes descrito durante 76 años , hasta el 2015, fue estropeado en los años fraticídas, habiendosele roto el péndulo , por lo que su reparación fue encargada al relojero abderitano D. Francisco Tendero Barroso, hombre muy conocido por su profesión que prolongó su taller en sus hijos: D. Francisco y D.Eugenio Tendero Ucedo hasta el año 2013 en el que cerró debido a la jubilación de este último, ya que los descendientes de ellos no han seguido la profesión que tan dignamente ejercieron sus antepasados.

Dispuesto a reparar el dicho péndulo del reloj D. Francisco Tendero , se encontró con que no le era posible comprar un péndulo ,ya que los difíciles tiempos de la posguerra el desavastecimiento de España era total. Y por lo tanto el artefacto tenía que ser reparado a base de ingenio y pericia, cosa que a este señor no le faltaba en su profesión. Como en estos momentos funcionaba la Fábrica de conservas Sata Isabel y se estaba poniendo en práctica un envasado de membrillos, el avispado relojero cogió una lata de este menester, cortó sus dos caras y , a una de ellas ,le dió un acombamiento, a la vez que las cortó en forma de esfera, le adhirió un peso en el centro de la lata y pintó de purpurina la cara de la misma que el público veía. Le quedó tan bien que nadie podía imaginar que aquello era un añadido al estropeado reloj ý de hecho yo no me hubiera enterado si , al echar de menos el reloj en su ubicación habitual ,no me lo hubiera explicado mi amigo y contertulio D. Eugenio ,hijo del autor de la obra. ¡Quién hubiera dicho que el dorado péndulo del reloj había sido hecho con una lata de conservas para membrillos!

El reloj sigue marcando sus horas en el despacho del hoy Cura párroco D. Antonio Cobo y sigue siendo majestuoso con su bien camuflado péndulo de lata y purpurina.¿Por qué no decirlo?, a mí me gustaba mas al pie del Altar Mayor de nuestra Iglesia, ya que allí lo veíamos día tras día marcando las horas que hacen efímera nuestra vida.

Anuncios

2 comentarios en “Adra: El reloj de la Iglesia y la fábrica de conservas.

  1. BUENAS TARDES.Creo que al igual que a todos el sitio del reloj era el que tenía y no el actual,así que tu que tienes influencias con el sr.parroco lo devolveis a su sitio.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s