Adra,una anécdota curiosa: A por vino a la Contraviesa.

Albondón 2Mañana viajaré a Murtas y  pasaré por Albondón, tierra de vinos muy apreciados en Adra y comercializados en nuestras bodegas de tiempos inmemoriales,dándose el caso que casi todos los dueños de ellas eran procedentes de esta tierra. Muchas de estas bodegas la desaparición de sus dueños las ha hecho pasar a ser un recuerdo :La del “Atrevío”, “El resbalón”(la apodamos así porque tenía una acera de suelo desgastado y los clientes a veces faltos del equilibrio natural se daban “cá batacazo” que provocaba en nosotros,chiquillos, las consiguientes risotadas), la “Bodeguilla”,”La de Ramón Pérez”, el “Gurugú” o de Blasco (que adornaba su cara con unos imponentes bigotes), la del “Mohoso”.

Pues bien contaba la dueña de una de ellas que mandado un “propio” a recoger una partida de vino en plena canícula, y como era algo estrecho de entrepierna y cuando volvía con las bestias cargados de pellejos de vino lo tenía que hacer andando, le dió su mujer unos polvos de talco para que puestos en el lugar conveniente no se escocieran sus partes, con tan mala suerte que confundió los polvos de talco con unos que su usaban como desinfectantes para tratar el algodón, cultivo que por aquellos entonces era abundante en Adra. Puesto en camino el pobre señor se aplicó aquellos 027endemoniados polvos, que junto con el calor ,provocaron tal irritación en sus “partes” que, al llegar a Adra las traía tan inflamadas que no se podía poner encima ni la mas ligera sábana. Esto le hizo estar mas de un mes en cama desnudo de medio cuerpo para abajo y con las piernas abiertas, y, aunque lo pasó muy mal   superó el tema, sin mas problemas ,pero no evitó ser la cuchufleta del pueblo que, en aquellos entonces era de unos siete mil habitantes y las noticias se propagaban sin necesidad de televisión.

Contaba la anécdota una de las dueñas de las bodegas que era queridísima en el pueblo y respondía al nombre de Dulce.

De las bodegas mencionadas anteriormente solo queda en pié la del Mohoso, que hoy ofrece una gran variedad de tapas típicas de la Alpujarra y de alguna manera mantiene la tradición heredada de sus mayores, pues fue fundada en 1931.Cuando vengáis a Adra no dejad de visitarla.

 

 

 

 

Anuncios

2 comentarios en “Adra,una anécdota curiosa: A por vino a la Contraviesa.

  1. Yo esto lo he vivido, y recuerdo cuando los vinateros subían desde la costa hasta Turón, y Murtas, cargadas sus bestias, de de otros víveres que no había en la alpujarra, retornando con dos pellejos de vino o de aceite. El motivo de traer el aceite en pellejos seria por la ilegalidad que había en ciertos productos (Estraperlo). No solamente traían la carga de vino, si no que había la costumbre en la bodega, que el que se traía la carga de vino, podía traerse sin coste alguno la bota y lo que cogiera en su cuerpo, con lo que algunos venían en tres pies.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s