Viaje a la Alpujarra:Beninar, bajo el pantano.

Beninar vendido

Beninar :Bajo el pantano.

Si algún pueblo de la Alpujarra ha gozado de especial cariño por mi parte fue el de Beninar, tanto mi padre Frasco Socorro como mi abuelo, del mismo nombre, tenían allí entrañables amigos que solían visitar dos veces al año ,el motivo era llevar a “curar los jamones” que se obtenían en la matanza de Navidad y después en el mes de Junio ir a recogerlos. Lo que no me acuerdo era si los que se recogían eran los de la última matanza o bien la de la anterior, pues me parece poco tiempo que solo estuvieran de curación seis meses,si alguién puede apuntar algo que no dude en comunicarmelo.
Me hacía verdadera ilusión cuando en plena matanza se cargaban los mulos y allá nos desplazábamos por el camino natural que constituía el Rio de Adra.
Era Diciembre, subíamos rio arriba a Rio Chico, seguíamos el cauce de éste, y haciamos una parada en la Ventilla de Berja. Allí había una venta con un gran fuego donde nos calentabamos del frío del camino. En ese lugar encontrabamos arrieros que subían a las Alpujarras a comprar y a vender.Todos con poderosos mulos y alguno con un buen caballo.Con ellos, tras la copita de anís , seguíamos el camino que ,al salir de la Ventilla ,se empinaba para ir a dar con la Caseta de peones camineros (en estos tiempos ya abandonada).Después una carretera empedrada que te llevaba a los alcores desde donde se divisiba el pueblo. Descendíamos una ladera con infinidad de zig-zag y se entraba en Beninar. En verano se utilizaba como camino las Estrechuras del río con lo que se acortaba camino y no se pasaba por la Ventilla (esto era posible si el rio no venía muy crecido).
Después venian las visitas de mi padre a los amigos,que eran muchos, y yo me desplazaba a la fuente Roa a por agua con una borriquita que llevaba la “Niña Carlota”. En la casa de esta chiquilla era donde se quedaban los jamones.
Al volver los mulos venían cargados de naranjas y de cosas que mi memoria no guarda, regalados por aquellos amigos.
Recuerdo los pequeños bancales aledaños a la casa de Antonio y enfrente de ellos, al otro lado del rio, una casa mas grande que se llamaba el cortijo del “ Almecino”(es posible que este no sea su nombre,pero sería muy parecido).
Siempre nos invitaban a ir a las Fiestas de San Roque, cosa que nunca hicimos, pero que siempre prometían mis mayores hacer.Estas fiestas eran de moros y cristianos y constituían un acontecimiento singular en todos los pueblos del alrededor. He leido lo que celebraban en ella, y es curioso, es la que creo que está mas documentada de todas las que he tenido noticia.Sus personajes son el Marqués de los Vélez y Aben Humeya, junto con el Zaguer y varios capitanes cristianos e incluso se habla de una reposición posterior basada en la “Guerra contra los moros de 1959-60”,lo que lleva la contraria a la celebración de los “Veinticinco años de Paz” del régimen franquista.
Todavía recuerdo su impresionante puente que unía al pueblo con la carretera de Turón y tras él ,el pueblo, hecho una piña, por el camino de Darrical existía un molino,la hija del dueño fue compañera de profesión después, por lo que nunca rompí definitivamente con mi recuerdo de Beninar.
El último contacto con Beninar ha sido en 1915 en Hirmes una pedanía de Berja que antes pertenecía a Beninar, fuí a pintar la Ermita y allí me encontré que se reunían lo antiguos habitantes de Beninar en una fiesta de Hermandad.

Anuncios

4 comentarios en “Viaje a la Alpujarra:Beninar, bajo el pantano.

  1. ¡Que bonita narración Paco! Cuando hablan de mi pueblo se me pone la carne de gallina. Claro hace muchos años de este recordatorio, por lo que se te ha olvidado el nombre del Cortijo “La Mecila” Los jamones claro que se curaban muy bien, y no era de extrañar que a los seis meses se pudieran comer. De lo de Hirmes, te doy nuevamente las gracias porque tu cuadro supuso algun dinerillo para la puesta de la Campana, así que Hirmes tiene campana tambien gracias a ti, creo que fue en el 2015. La compañera de que hablas es María la del molino del puente, que tiene un piso en la Caracola y es donde tu has seguido viendola. Me gustaria poner tu articulo en Plaza de Benínar.
    Aunque te sigo en tus articulos muchas veces otras ocupaciones no me dejan escribir sobre ellos. Saludos amigo

    Me gusta

    1. Mis recuerdos sobre Beninar son entrañables.Tienes permiso para ponerlo donde tú quieras, la Maestra es Maria Sanchez a la que no veo hace mas de veinte años.No he puesto su nombre por si a ella no le caía bien,pero tú lo has adivinado.Saludos

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s