Adra: de la fundación

Resumen introducción a la Historia de Adra. De la Fundación.

A cualquiera de Adra que se le pregunte dirá sin pestañear que es una fundación fenicia. Lo curioso es que el nombre es griego…

Garcio Bellido defiende la fundación griega de Adra y se basa en la mítica ciudad de Odiseus, situada en el interior que utilizaría Adra como puerto.

El belga Siret, basándose en sus excavaciones, también alude a una fundación griega.

Justifican la tradición de la fundación fenicia en base a que este pueblo siguió a los griegos en su colonización del Mediterráneo, recuérdense los toros de Costix de las Baleares de clara procedencia griega. Posteriormente los fenicios se adueñaron de la fundación dominando a los pobladores iberos; esto pudo ocurrir a partir de la batalla de Alalia (435 a.C.?). En esta batalla, en una insólita alianza, cartagineses y romanos se enfrentaron a los griegos, que salieron victoriosos, en una victoria pírrica que los dejó sin naves y por lo tanto sin el dominio del Mediterráneo occidental. Los cartagineses sustituyeron el dominio griego y se extendieron en España para poseer sus metales, alistar a sus guerreros y buscar recursos para derrotar a Roma, su gran enemiga.

Lo curioso de la fundación fenicia de Adra es que se basa en la aparición de un pie de crátera griego con una inscripción fenicia y el origen púnico de los caracteres de las monedas acuñadas en tiempos de la dominación romana.

Quiero hacer una humilde llamada sobre la presencia fenicia llegada hasta la dominación romana, debemos recordar que la península estuvo dominada por los cartagineses de claro origen fenicio y que, lógicamente, mantuvieron su cultura autóctona y nos la transmitieron.

Adra existía antes de la llegada de los griegos o de los fenicios, la desembocadura del rio, protegida por el cerro de Montecristo y la loma del Campillo, constituía una cala abrigada tanto a los vientos de Poniente, siempre furibundos, como los de Levante. La presencia de los iberos en los llanos de los Campos de Dalías viene avalada por la existencia de un poblado fortificado íbero, exactamente sobre el conocido Cerrón de Dalías.

Después fue el lugar propicio para poner una factoría pesquera, que andando el tiempo se especializó en las salazones, en tiempos romanos el garo abderitano era muy apreciado, la confección de esta salazón tiene mudos testigos en las piletas que hay junto al molino del Lugar.

Camón Aznar y Amador de los Ríos se refieren a la fundación de Adra fenicia situándola en el año 800 a.d. C.

Los romanos al sustituir a los cartagineses respetaron los caracteres púnicos y Adra acuñó moneda en tiempos del emperador Tiberio.

No escapa Adra a la presencia de los llamados Varones apostólicos y del propio San Pablo que, en una de sus cartas, anuncia su viaje a España,

el obispado Virgi-Abdera de San Tesifón, viéneme a la memoria las famosas huellas del Santo que permanecen en la parte superior de la Ermita de San Sebastián y que no son sino la base de una estatua posiblemente erigida en honor de Heracles. La llegada de estos varones se pudo producir porque en Adra existía desde antiguo una de las mayores juderías de la zona. Dice la tradición que los Varones fueron ungidos obispos por San Pedro, de todos es conocido el carácter xenófobo que daba San Pedro a la predicación de la palabra de Jesús, solo lo hacía para judios y no para gentiles, en contra de lo que opinaba San Pablo.

La ausencia de representantes de Adra en los Concilios de la época nos sugiere lo efímero del obispado, aunque existen datos de la intervención de un Pedro de Abdera en un Concilio de Iliberis.

No es la primera vez que aparece Adra asociada al hecho religioso, pues anteriormente parece ser existían unas vestales.

La dominación cartaginesa fue muy potente, recordemos que los romanos invaden España por la zona de Cataluña: Rosas y Ampurias. Pero cuando logran dominar la península, su estancia en Adra se manifiesta por una serie de lápidas procedentes de un cementerio romano de Montecristo de las cuáles hay un estudio pormenorizado del Profesor Lázaro de la Universidad de Almería.

La invasión visigoda no fue ajena a nuestro pueblo y en tiempos del Emperador Justiniano Adra formó parte del Imperio de Oriente ya que formó parte del pago hecho por el rey godo Atanagildo a Justiniano por la ayuda recibida para poder coronarse rey.

La calzada romana que nacía en el Cañarete y recorría el Campo de Dalías llegaba hasta Adra, para desde ella subir por las estribaciones del barranco de Guainos, quedan restos por debajo de los Dientes de la Vieja hasta el mismo cortijo del Marqués. Era protegida por un castillejo con guarnición que se situaba a la altura del Cerro de la Pedriza y que ha sido excavado por el arqueólogo virgitano D.Lorenzo Cara Barrionuevo.

La dominación bárbara es eliminada por los invasores musulmanes, que hacen de Adra un eslabón mas de la cadena defensiva de la costa. Una pequeña alcazaba constituye casi el único núcleo de población existente en la antigua Abdera, propiamente dicha, la población se desplaza a dos lugares cercanos: La Alqueria y El Campillo.

En el Campillo se construyó una pequeña fortificación conocida con el nombre de Rabitilla, pero el peligro de piratas catalanes y genoveses hicieron que este enclave no prosperara y el mayor núcleo de población se desplazó a la La Alquería. Hoy muchos estudiosos de la Historia del pueblo se preguntan donde estaba esta fortificación.

Los moros nos proporcionaron además de estas fortificaciones las torres vigias de Guainos y Alhamilla, además del castillete desaparecido de esta última barriada.

Habla Rull del morisco Miguel de Luna que sitúa la entrada de los moros por Adra al mando del capitán Abuxarra, la tropa según el morisco Luna estaba compuesta por diez mil infantes y cuatrocientos caballos.

Lo mas certero es que los moros se apoderaron de Berja al estilo de como lo hicieron en Sevilla y el Levante manteniendo las estructuras de dominio de los adaptados visigodos y fortificaron la ciudad para hacerla segura en la colonización de la Alpujarra, la cuál, cosa curiosa, no pudo ser dominada por la fuerza y respetaron la población primitiva, que mas adelante muy islamizada fue la única protagonista de la rebelión frente a los reyes cristianos: Fernando de Aragón y Felipe II. Hecho que dió lugar a dos guerras,la segunda de ellas muy conocida gracias a la obra de Mármol y Carvajal.

Los moros construyeron molinos de los cuáles se conservan restos en el barranco de Guainos y en el mismo cerro de Chispas, en donde aún se observan las conducciones excavadas en rocas graníticas.

Este último molino confundido por algunos investigadores con el manido Molino del Lugar y su “arco moro, llegó a ser devastado por una crecida del río que lo dejó sin molienda y a Adra sin harina, fue el invicto Gran Capitán, prez y honra de España, el que mandó construirlo para dar de comer a los soldados que había alistado en toda la zona y que se albergaban en el castillo que reforzaba la Alcazaba, cuya construcción fue ordenada por Dª Juana de Castilla.

Anuncios

3 comentarios en “Adra: de la fundación

  1. La verdad es que defender la presencia griega prefenicia es algo difícil de defender teniendo en cuenta que hay documentado un horno fenicio del 780 A.C. y que durante las excavaciones que dirigió López Castro en diferentes campañas se acreditó el asentamiento en el siglo VIII A.C. por lo que hablar de colonización griega en esas fechas… No tiene mucho sentido
    Para cualquier duda sobre el tema recomiendo la lectura de sus trabajos de investigación.
    Por cierto, sobre el Cerrón de Dalias, al margen de los conocidos restos íberos se ha localizado un emplazamiento fortificado fenicio que se relaciona con el asentamiento abderitano, lo cual lo hace un caso casi único en nuestra península, si bien no se en qué estado se encuentra su excavación si que hay un trabajo previo concluyente sobre ello, también de López Castro.
    Un saludo y muchas gracias por tener tanto cariño y tanto interés por la historia de nuestro pueblo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s