Historia de Adra. Prehistoria.

Guión y dibujos: Francisco Crespo López

En los albores de la Humanidad, cuando todavía no se habían apagado los humos de los volcanes, ya el hombre había hecho acto de presencia en las estribaciones de Sierra Nevada. Sobre sus lomas que se ondulan al caer al mar el hombre había empezado a aposentar sus reales.Nómadas

¿Cuál fue el primer hombre que habitó en estas sierras?

No tenemos datos para hacer una afirmación documentada al respecto, pero sí sabemos del desarrollo de la cultura del Argar en Almería. Y el testimonio dejado por la misma en nuestra tierra lo demuestra la aparición de una tumba de lajas de pizarra en Guainos Alto con su correspondiente ajuar funerario,Prehistoria 001 un cuchillo pequeño de cobre y una vasija, (se conservan actualmente en el Museo de la ciudad de Adra), y, anterior a ella, los restos megalíticos de la Pedriza, que fueron estudiados por el profesor Arribas. Las tumbas encontradas en el Trebolar y el Barranco Almerín son similares a la hallada en Guainos Alto.

menina 004

El monumento megalítico encontrado en la Pedriza y, como ya he dicho, estudiado por el Profesor Arribas, consistía en dos dólmenes de corredor superpuestos, en los que se supone que uno de elloEl Chamáns era utilizado para enterramientos y el otro para reuniones del clan. En él harían las correspondientes ceremonias y ¿por qué no? sus fiestas.002

La tumba de Guainos Alto estaba formada por seis lajas o planchas de pizarra. Sigue el modelo de la argárica que se encuentra en el Museo arqueológico de Almería, en ella se encontraba el cadáver con una vasija de barro y un cuchillo de bronce.

Esto nos lleva a buscar un clan que andaba nomadeando por los alcores de la Contraviesa y en su deambular pasaba por el Calar de Adra. Lógicamente esto es de un periodo anterior al asentamiento y al nacimiento de las culturas urbanas (no olvidemos que nacen al lado de los rios y próximas al mar en muchos casos), o sea, al Paleolítico. En este lugar, bien abrigado por los cerros, y de difícil acceso para evitar ser sorprendidos, cuando descansaban, por otro clan que pudiera transitar por la zona,varones apostólicos total 001 comenzaron a pasar algún tiempo dedicados a la caza. Después se establecerían y utilizarían el mismo lugar para enterramiento y ceremonia. Por lo tanto es fácil y nada aventurado deducir que antes del asentamiento neolítico hubo un paso de cazadores por el lugar, que al final hicieron suyo. No es tampoco difícil aventurar que en aquellos tiempos más lluviosos el cauce del barranco siempre llevara agua, pues, aún hoy, cuando ésta no había sido aún encauzada, no faltaba ni en verano el pequeño regato.

La caza del ciervo o del jabalí era propicia en el lugar, así como conejos, perdices y mil clases de volátiles mas. La proximidad a la costa hacía fácil el practicar la rudimentaria pesca, con lo que sus necesidades alimenticias estaban perfectamente cubiertas.011

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s